Comunicado de la APM contra la Represión – #22M

 

Asamblea Popular de Barrios y Pueblos de Madrid 15M

COMUNICADO CONTRA LA REPRESIÓN – #22M

No a la brutalidad policial

Durante los últimos años de movilización ciudadana, uno de los aspectos que ha acompañado en forma creciente a nuestras movilizaciones ha sido el uso excesivo de la fuerza física y las amenazas de las fuerzas de orden público. Las vergonzosas imágenes que tras cada manifestación, concentración o huelga aparecen en las redes sociales se han convertido en las imágenes más difundidas “el día después”.

Durante las Marchas de la Dignidad del 22 de marzo 2014, hemos comprobado y sufrido, una vez más, la estrategia policial definida por la Delegación de Gobierno de Madrid y encaminada a criminalizar la legítima protesta ciudadana y abrir los noticieros televisivos con imágenes de violencia para ningunear las reclamaciones populares.

Cargas indiscriminadas y planificadas en actos “autorizados” por la Delegación del Gobierno de Madrid, utilización de provocadores para justificar la actuación policial, palizas en estaciones de ferrocarril a viajeros que ni siquiera tenían que ver con la protesta, periodistas a los que se les rompen o incautan de forma ilegal sus cámaras, menores apaleados, estudiantes detenidos con abuso de fuerza e incluso porrazos a agentes policiales infiltrados que se protegen al grito de “que soy compañero” son algunos de los ejemplos más vistos y comentados en los últimos meses. A estas acciones más visibles hay que sumar las que, no teniendo consecuencias tan graves y visibles, suponen también un abuso de poder por parte de la policía: registros e identificaciones ilegales, empujones, abusos verbales, intimidación, multas…

La actitud de las autoridades, al declarar incluso anticipadamente que en una determinada convocatoria se prevén incidentes violentos y dando órdenes claras para reprimir la convocatoria, amenaza con convertir lo que hasta ahora son problemas sociales, en problemas de orden público. La falta de respuesta de las autoridades a las imágenes claras de abuso policial convierte este problema de orden público en un problema de impunidad y por tanto de injusticia. ¿Cuántos de esos policías han sido juzgados o al menos investigados y expedientados internamente? Probablemente ninguno, no tenemos información que avale otra versión . El hecho de que los uniformados vayan sin identificación demuestra a las claras la intención de diluir cualquier responsabilidad sobre los acontecimientos ocultando al delincuente entre el colectivo.

La intención clara es asustar a la ciudadanía, hacernos pensar que acudir a una movilización puede ser peligroso, poniendo en riesgo la reclamación de nuestros derechos fundamentales. Además, incluso si no estamos dispuestos a ceder y asustarnos, corremos el peligro de normalizar una situación que se está convirtiendo en rutinaria, pero que dista mucho de ser normal.

Por todo ello reclamamos el cese de la brutalidad policial incluidas las medidas disuasorias y las tácticas justificativas, la toma de conciencia por parte de este colectivo de que su función es protegernos en vez de atacarnos y que no tienen autoridad por encima de la sociedad ni están por encima de la ley.

Condenamos los actos de violencia de cualquier tipo y exigimos la dimisión inmediata de la Delegada del Gobierno en Madrid y del Ministro del Interior, así como la libertad sin cargos de tod@s l@s detenid@s durante la noche del 22 de marzo y tras las posteriores acampadas solidarias en la Puerta del Sol de Madrid y otras ciudades del estado.

Vídeo -> Final de las Marchas de la Dignidad (canal Ana Nas) -> http://youtu.be/e3drN2K1hls

Esta entrada fue publicada en Acciones, Asambleas populares y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *