Estuvimos en la cabalgata indignada

De vuelta en casa, con un poco de sosiego, me dispongo a contaros que la cabalgata ha sido un éxito. No tanto por la asistencia , que fue numerosa, pero menor de lo esperado, si no porque a pesar de la intimidación policial sufrida en la puerta de Alcalá, hemos llegado todos a Sol. ¿todos? Todos no, porque a un vecino de Pedrezuela le han dado tan fuerte en la cabeza que ha tenido que acudir al Samur y de ahí al Gregorio Marañón, donde le han acompañado su esposa e hijo. Y eso antes de empezar. Tan sólo porque a alguien no le ha gustado que cruzáramos la calle para ir a la cabecera de la calle Alcalá.
 
 

 
Llego a casa y leo en los medios que ha habido incidentes y que hay dos policías heridos. ¿Quién les pegó? ¿los niños que iban acompañados de su familias dispuestos a pasar una jornada festiva?

Share

Esta entrada fue publicada en Acciones en la Sierra. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *